Hiperlaxitud articular

Hoy voy a hablar de una enfermedad que incluso en sus formas más leves, puede traer problemas, no es otra que la hiperlaxitud articular, también llamada la “enfermedad del contorsionista”.

Cuando hablamos de hiperlaxitud articular nos referimos al aumento exagerado de la movilidad de las articulaciones, en definitiva, articulaciones más elásticas.  Esta enfermedad es más común en mujeres que en hombres, de la misma forma que es más frecuente en la infancia que a mida que vamos creciendo. Cuando esta hiperlaxitud va acompañada de molestias hablamos de “Síndrome de Hiperlaxitud Articular”.

Los síntomas son similares a los que se ven en otras enfermedades hereditarias del tejido conectivo, como el síndrome de Marfan, la osteogénesis imperfecta y el síndrome de Ehlers-Danlos, pero a menudo son menos severos.

Hiperlaxitud articular en los dedos.

Sigue leyendo

Anuncios

Lesiones de dedos en el voleibol

Gracias a los Juegos Olímpicos de Londres, a quien nos gusta el deporte podemos disfrutar de el a todas horas, y lo que es mejor, todos los deportes. Ayer por la mañana en concreto estaba mirando el partido de voleibol masculino creo que era entre República Checa y Japón y me fijé en un jugador de la República Checa que llevaba prácticamente todos los dedos de las manos reforzados con “tape”. Así que vamos a ver un poco el porque de ese refuerzo.

 El voleibol comparado con otros deportes no tiene un número excesivamente alto de lesiones, y son lesiones que en general tampoco son graves. Pero si una parte del cuerpo es más vulnerable a las lesiones, esta son las manos, en concreto los dedos.

Al igual que la escalada que es de los deportes donde los dedos sufren más carga, el voleibol es otro deporte donde los dedos tiene mucha importancia.

En el voley los dedos tienen especial importancia.

Sigue leyendo

Lesion de poleas en la escalada

No hay ningún deporte donde los dedos se utilicen tanto como en la escalada. Los dedos son estructuras pequeñas pero que son capaces de aguantar mucho peso, sobre todo en presas pequeñas, donde con una sola falange impulsas todo el peso del cuerpo. Así pues, es fácil entender que los escaladores es muy común lesionarse los dedos, y más concretamente las poleas.

Generalmente, un músculo no se inserta directamente en el hueso. El músculo es una colección de fibras contráctiles y elásticas compuestas de actina y miosina. Conforme se acerca a su inserción en el equeleto este tejido fibroso se compacta y se convierte en tendón. A diferencia del músculo que fácilmente se estira y se llena de sangre, el tendón es rígido y tiene poco aporte sanguíneo. Por estas razones el tendón es mucho más propenso a lesionarse que el músculo.

La mayor parte de la nutrición tendinosa se hace a través de los pequeños vasos sanguíneos que hay en la vaina del tendón, pero algunos de los nutrientes son aportados a través del líquido que circula por el interior de la vaina tendinosa. en algunas áreas del tendón no hay vasos sanguíneos, así que toda la nutrición se realiza a través de este líquido. Las áreas que tienen peor nutrición tienden a ser las más propensas a sufrir síndromes de sobrecarga y lesiones degenratives. Los esguinces, así como la inflamación crónica de la vaina tendinosa (tenosinovitis), hacen el flujo de nutrientes aún más lento.

Sigue leyendo