Primeros auxilios

El otro día hablando con un paciente me explicaba que esa misma mañana en el trabajo una compañera había tenido un ataque de epilepsia y que muchos no habían sabido como actuar. Comentábamos que sería importante que en las escuelas se diera una pequeña noción de primeros auxilios, puesto que a parte de los profesionales de la rama sanitaria sería muy importante que todo el mundo supiera la cuatro cosas básicas sobre primeros auxilios, así que hoy voy ha hablar de cuatro cosas que pueden ser muy útiles en dichas situaciones.


Reanimación cardiopulmonar (RCP)

El tiempo es muy importante cuando una persona inconsciente no está respirando. La lesión cerebral permanente comienza después de tan solo 4 minutos sin oxígeno y la muerte puede ocurrir de 4 a 6 minutos más tarde.

  1. Verifique si hay respuesta de la persona. Sacúdala o déle palmadas suavemente. Observe si se mueve o hace algún ruido. Pregúntele en voz alta “¿Te sientes bien?”.
  2. Llame al número local de emergencias si no hay respuesta. Pida ayuda y envíe a alguien a llamar al número local de emergencias . Si usted está solo, llame al número local de emergencias y traiga un desfibrilador externo automático (si hay disponibilidad de esta máquina), incluso si tiene que dejar a la persona.
  3. Coloque a la persona cuidadosamente boca arriba. Si existe la posibilidad de que la persona tenga una lesión en la columna, dos personas deben moverla para evitar torcerle la cabeza y el cuello.
  4. Realice compresiones cardíacas o pectorales:
    • Coloque la base de una mano en el esternón, justo entre los pezones
    • Coloque la base de la otra mano sobre la primera mano
    • Ubique el cuerpo directamente sobre las manos
    • Aplique 30 compresiones, las cuales deben ser RÁPIDAS y fuertes. Presione alrededor de dos pulgadas dentro del pecho y cada vez permita que éste se levante por completo. Cuente las 30 compresiones rápidamente: “1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30, ya”.
  5. Abra la vía respiratoria. Levántele la barbilla con dos dedos. Al mismo tiempo, inclínele la cabeza hacia atrás empujando la frente hacia abajo con la otra mano.
  6. Observe, escuche y sienta si hay respiración. Ponga el oído cerca de la nariz y boca de la persona. Observe si hay movimiento del pecho y sienta con la mejilla si hay respiración.
  7. Si la persona no está respirando o tiene dificultad para respirar:
    • Cubra firmemente con su boca la boca de la persona afectada.
    • Ciérrele la nariz apretando con los dedos.
    • Mantenga la barbilla levantada y la cabeza inclinada.
    • Dé 2 insuflaciones boca a boca. Cada insuflación debe tomar alrededor de un segundo y hacer que el pecho se levante.
  8. Continúe la RCP (30 compresiones cardíacas, seguidas de dos insuflaciones y luego repetir) hasta que la persona se recupere o llegue ayuda.

Si la persona comienza a respirar de nuevo, colóquela en posición de recuperación, y verifique periódicamente la respiración hasta que llegue la ayuda.

Pasos para realizar la RCP

Posición lateral de seguridad:

En caso de que una persona sufra una pérdida de conciencia, será incapaz de responder a estímulos, y existe riesgo de que la legua o el vómito puedan obstruir las vías respiratorias. Colocar a la persona inconsciente en la posición lateral de seguridad puede salvar su vida.

En este caso, la posición lateral de seguridad (PLS) es muy útil en muchos casos, pero hay que tener varias cosas presentes:

  • No utilizar en caso de traumatismo. Movilizar a la víctima puede agravar las lesiones.
  • Si se ha de permanecer mucho tiempo en PLS, se recomienda cambiar de lado cada 30 minutos (aproximadamente).
  • Retirar objetos que puedan causar daños por la presión (gafas, teléfono móvil, llaves en los bolsillos…).
  • En general es indiferente colocar a la víctima del lado izquierdo o derecho. Como se apunta en los comentarios, en caso de embarazadas hay que acostar sobre el lado izquierdo.
  • Pensar en cómo hay que movilizar a la víctima antes de hacerlo, para evitar manipularla de forma innecesaria.
  • Avisar siempre a los servicios de emergencias. Ante la duda, no movilizar hasta que el personal de emergencias nos haya confirmado (aunque sea por vía telefónica) que hay que hacerlo.

Fuentes:

Vitonica

MedlinePlus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s