Las conmociones cerebrales en el fútbol americano

Tienen 19 veces más probabilidades de sufrir Alzheimer, el triple de depresiones y más casos de demencia temprana. Os preguntareis a que deporte me estoy refiriendo verdad? Todo esto lo provoca el fútbol americano y sus innumerables conmociones cerebrales. Hablaré específicamente de este deporte, pero también lo podemos extrapolar al boxeo o otros deportes similares.

Empezaremos por el principio, qué  es una conmoción cerebral? Una conmoción cerebral es la forma más leve de un traumatismo cerebral. Después de una conmoción cerebral, se puede sufrir dolor de cabeza o de cuello. También se pueden tener nauseas, zumbidos en los oídos, mareos o cansancio. Se puede sentir aturdimiento durante días o semanas después de la lesión.

En Estados Unidos se producen al año 300.00 lesiones cerebrales traumaticas relacionadas con el deporte. Los deportes que generan más lesiones cerebrales son: fútbol americano, hoquei sobre hielo, fútbol y rugby. El fútbol americano es responsable de más de 250.000 lesiones cerebrales en los Estados Unidos.

En una temporada normal el 10% de los jugadores universitarios y un 20% de todos los jugadores de escuelas secundarias sufren lesiones cerebrales.

Con estos números hay alguien que no pueda creer que tantas conmociones cerebrales no van a tener secuelas?

Uno de los muchos jugadores con conmociones cerebrales.

En un deporte donde de mediana cada jugador pesa 112 kilos, cada impacto puede tener consecuencias terribles, y si estos golpes se reciben en la cabeza aún más.

Des de hace tiempo, se descubrió que los jugadores de la NFL (liga de fútbol americano de Estados Unidos) sufrían Encefalopatia Cronica Traumatica, la versión de “demencia pugilística” que sufren estos jugadores. La ECT se manifiesta con nudos oscuros en el cerebro y columna, propios de personas con demencia. También se encuentra en estos cerebros una proteína que aparece en enfermedades neurodegenerativas llamada TAU.

Los primeros síntomas aparecen una década después de retirarse y son síntomas similares a los de una persona bipolar: Cambios de humor, tendencias agresivas, trastornos obsesivos-compulsivos, insomnio, depresión, perdida de memoria y de funciones cognitivas.

Hasta hace tres años la NFL no reconoció que existía una conexión entre los traumatismos y el hecho de que un jugador tenga 19 veces más de probabilidades de sufrir alzheimer que cualquier hombre entre 19 y 49 años y el triple de diagnósticos por depresión que un adulto ileso o demencia a edades más tempranas.

Aunque ha costado mucho que la NFL reconociera la gravedad de las conmociones cerebrales poco a poco ha ido añadiendo cambios en la normativa del juego. En el 2007 la normativa de la NFL decía que un jugador no podía  volver al campo sólo si quedaba inconsciente. En la temporada 09/10 prohibió volver al terreno de juego en el mismo partido donde se había sufrido un traumatismo craneoencefálico. Y ahora establece que:

– Todo jugador que sufra un traumatismo craneoenefálico estará de baja mínimo dos semanas.

– Ha desautorizado a los médicos del equipo para determinar si puede volver a jugar o no. Lo tendrá que decidir un facultativo externo.

– A un jugador lesionado por un TCE se le retira el casco para que no pueda jugar.

Un vídeo donde se ven los fuertes golpes que recibe un jugador de fútbol americano:

Consecuencias terribles de ex grandes estrellas de la NFL:

Joseph Harris: jugador de finales de los 70 con los 49ers de San Francisco y los Chicago Bulls. Sufrió demencia a los 55 años.

Mike Webster: Cuatro veces campeón de la Super Bowl con los Steelers de Pittsburg en los años 70. Murió en el año 2002 a los 50 años. Dormía en una estación de tren.

George Visger: Con 53 años ha superado nueve intervenciones para eliminar la acumulación de líquido cefaloraquídeo. También sufre perdida de memoria.

Dave Duerson: Ganador de dos títulos con los Chicago Beers, murió en 2011 cuando se suicidó en su apatamento de Miami de un tiro al pecho. Dejó una nota que quería que se investigara su cerebro.

Terry Long: Se suicidó el 2005 bebiendo anticongelante.

Fred Mc Neill: Estrella a los 80. Poco después su memoria desapareció. Tiene 60 años y es propenso a episodios de ira y depresión.

Andre Waters: Se suicidó en 2006 a los 44 años.

Ray Esaterling: Su cuerpo se halló en abril de este año. Había interpuesto una demanda a la NFL.

Junior Seau: El jugador más reciente que se ha suicidado ( 2 de mayo) a los 43 años, con un disparo en el pecho igual que Dave Duerson. Sufría Alzheimer. Seau era “Linebacker” (apoyador), posición clave en defensa. Seau tenía que estar frecuentemente en el punto de impacto.

Junior Seau

Fuentes:

La Vanguardia

BBC

CNN México

Alzheimeruniversal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s