Anatomía de la rodilla

Este blog, como dice su título, principalmente hablo de lesiones deportivas, pero para entender toda lesión es básico tener una idea de que nos hemos lesionado y como se relaciona en nuestro cuerpo. Vaia, que es importante entender la anatomia, así que hoy empezaré por la anatomía de la rodilla.

Estructuras óseas:

La articulación de la rodilla está compuesta de tres huesos:

– fémur

– tibia

– rótula

La articulación de la rodilla en si, está formada por dos articulaciones: La articulación femororotuliana (entre fémur y rótula) y la femorotibial (entre fémur y tibia)

Aunque este muy próximo, el peroné no forma parte directamente de la articulación, aunque de alguna forma si que lo hace indirectamente al insertarse en el el ligamento lateral externo.

Huesos de la rodilla

Ligamentos de la rodilla

– Ligamento cruzado anterior: Se origina en la parte anterior de la tibia y se inserta en la parte posterior del fémur. La función principal del ligamento cruzado anterior (LCA) es impedir el desplazamiento anterior de la tibia con relación al fémur y, en menor medida, controlar en carga la laxitud en varo, en valgo y la rotación.

Ligamento cruzado posterior: Se origina en la parte posterior de la tibia y se inserta en la parte anterior del fémur. Su función principal es impedir el desplazamiento posterior de la tibia respecto al fémur.

– Ligamento lateral externo: Se origina en el cóndilo externo del fémur y se inserta en la cabeza del peroné. Este ligamento estabiliza la rodilla por su parte lateral, sobretodo en la extensión de rodilla.

– Ligamento lateral interno:  Se origina en el cóndilo interno del fémur y se inserta en la cara interna y proximal de la tibia. Su función es dar estabilidad   en la parte interna de la rodilla. Los ligamentos laterales cuando se rompen provocan que la rodilla ” se abra”  lateralmente.

Ligamentos cruzados y laterales de la rodilla.

Meniscos:

El menisco es un pedazo de cartílago fibroso en forma de C localizado en la rodilla. El cartílago se encuentra en ciertas articulaciones y conforma un amortiguador entre los huesos para proteger la articulación. El menisco sirve como sistema de amortiguación, ayuda en la lubricación de la articulación y limita la capacidad de ésta para flexionarse y extenderse.

La rodilla tiene dos meniscos, el interno y el externo. El menisco medial, tiene forma de “C” mal dibujada (más ancha por detrás que por delante) y el menisco lateral, tiene forma de “0” incompleta y es pues más cerrado y redondo.

Parte interna de la rodilla, donde se ven los dos meniscos.

Músculos implicados en la rodilla:

– Quadriceps: Es el músculo más importante en la función de la extensión de rodilla. Es grande y potente, pues tiene que contrarestar la fuerza de isquiotibiales, gemelos y poplíteo.

– Tracto iliotibial: Músculo situado en la parte lateral del muslo, que es característico por su largo y grueso tendón que se inserta en el lateral de la rodilla. Este tendón suele traer problemas a corredores. También se puede conocer por “cintilla de Maisiat”.

– Gemelos: Situados en la parte posterior de la pierna, tienen la función de flexionar la rodilla, siempre y cuando esta este en extensión y el tobillo en flexión. Se originan en los dos cóndilos femorales y se insertan junto al sóleo en el calcaneo a través del tendón de aquiles.

– Semitendinoso y semimembranoso: situados en la parte posterior del muslo, forman parte del conjunto de músculos denominados isquiotibiales, en concreto los de la parte interna. Se insertan en la parte interna de la tibia y su función básica sobre la rodilla es la de flexión, aunque también contribuye a la rotación interna cuando la rodilla se encuentra a 90º.

– Bíceps femoral: Situado en la parte posterior del muslo, junto con semitendinoso y semimembranoso forma parte de los isquiotibiales, en este caso la parte externa. Se inserta en el peroné y ayuda a la flexión de rodilla y rotación externa cuando la rodilla se encuentra a 90º.

Músculos que envuelven la articulación de la rodilla.

La rodilla es una de las articulaciones del cuerpo más inestables, si hablamos solo de la articulación en si. A la vez que es una de las que aguanta mayor peso, así pues, no es raro que sea de las articulaciones que más se lesionen, ya sean lesiones meniscales, ligamentosas, de cartílago.. de todas esas lesiones iré hablando más adelante.

Fuentes:

http://www.nlm.nih.gov

http://www.mapfre.com/fundacion/html/revistas/trauma/v19s1/pdf/02_01.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s