Fascitis plantar

Qué es?

Por fascitis plantar se entiende una inflamación aguda de la aponeurosis plantar del pie. El síntoma principal es dolor plantar en el talón o en la zona media de la planta del pie, el cual no suele deberse a un traumatismo, sino al desgaste por el trabajo habitual que realiza, es decir, al microtraumatismo repetitivo. El problema se puede ver causado o agravado por un calzado inadecuado, así como por malas posturas, trabajo excesivo de esta zona, por ejemplo correr cuesta abajo.

En la fascitis plantar se inflama el tejido conectivo grueso que está en la planta del pie y que se fija al talón (aponeurosis o fascia plantar). El dolor se siente normalmente en la base antero-medial del talón y suele ser más agudo por las mañanas por la rigidez que se presenta durante la noche, y al realizar ejercicios que demanden de un aumento mayor de la carga sobre la zona.

Fascia plantar del pie

Una persona es más propensa a tener fascitis plantar si tiene:

  • Problemas con el arco del pie (tanto pie plano como arco plantar alto)

  • Correr largas distancias, especialmente correr cuesta abajo o sobre superficies desiguales

  • Aumento repentino de peso u obesidad

  • Tendón de Aquiles (el tendón que conecta los músculos de la pantorrilla al talón) tenso

  • Zapatos con soporte de arco deficiente o suelas blandas

La fascitis plantar se observa tanto en hombres como en mujeres; sin embargo, casi siempre afecta a los hombres activos entre los 40 y 70 años y es una de las dolencias ortopédicas más comunes relacionadas con el pie.

Con frecuencia, se piensa que la fascitis plantar es causada por un espolón en el talón, pero las investigaciones han determinado que esto no es así. En las radiografías, se observan espolones en el talón en personas con y sin fascitis plantar.

Areas de incidencia de la fascitis plantar

Ejercicios de estiramiento:

Si tenemos molestias en la planta del pie, se harán los estiramientos antes, después del entreno y antes de acostarnos. Se realizaran durante 15’’, aumentando 5’’ cada día hasta llegar a 1 minuto cada uno.

 Ejercicio 1: nos situamos con el pie lesionado sobre la rodilla contra lateral, cogiendo la base de los dedos con la mano, y estirando de ellos hacia atrás hacia la espinilla hasta notar que el arco de la planta del pie se tensa, entonces mantenemos 15’’ y repetimos. Haremos 3 series de 10 repeticiones al día.

 Ejercicio 2: con pelota de golf o pelota pequeña de goma dura (de esas que botan tanto), situarla en la planta del pie, y hacerla rodar por todo el arco del pie en ambos pies, cuidando de no presionar en exceso la zona, y mantendremos especial cuidado en el centro del talón. También estiramientos dinámicos con un bote o lata.

 

Ejercicio 3: Con los dedos en flexión, sentarse en el suelo, sobre los talones (pies descalzos), mantener la postura diez minutos. Descenderemos los glúteos hacia los talones hasta que notemos la tensión. Si aparece dolor en este proceso, elevaremos los glúteos.

 Tratamiento

El médico por lo regular recomienda primero:

  • Tomar paracetamol o ibuprofeno para reducir el dolor y la inflamación.

  • Ejercicios de estiramiento del talón y del pie.

  • Férulas nocturnas para usar mientras duerme con el fin de estirar el pie.

  • Descansar lo más que pueda durante al menos una semana.

  • Usar calzado con buen soporte y amortiguación.

Otras medidas para aliviar el dolor abarcan:

  • Aplicar hielo al área del dolor. Haga esto al menos dos veces por día durante 10 a 15 minutos, con mayor frecuencia en los primeros dos días.

  • Ensayar con el uso de una talonera ortopédica, almohadillas de fieltro en el área del talón o plantillas para zapatos.

  • Usar férulas en la noche para estirar la fascia lesionada y permitirle que sane.

  • La colocación de tape funcional para practicar deporte.

Si estos tratamientos no funcionan, el médico puede recomendar:

  • El uso de una férula de yeso en bota, la cual luce como una bota de esquí, por tres a seis semanas. Se la puede quitar para bañarse.

  • Plantillas para zapatos hechas a la medida (ortopédicas).

  • Inyecciones de esteroides o inyecciones en el talón.

Algunas veces, se necesita una cirugía del pie.

 Fuentes:

www.championchip.cat

www.nlm.nih.org

es.wikipedia.org

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s